El mayor, en esa época en que transitaba los 11 ó 12 años y andaba de malhumor por la vida,  enojado con sus hermanos que le quitaban espacio y le agregaban ruidos:

“vos y tu costumbre de comprar barato…. en qué mesa de saldos encontraste a estos dos????”

Con el tiempo cambió el humor, re-conoció a sus hermanos, y hoy se quieren, se acompañan,  y se extrañan cuando no están juntos.

Anuncios