Ayer recibo un mail a la oficina, de mi ex el sicópata.

Ex: “Hi (…estamos bilingües???)….. tesoro (…. todavía tesoro???) te quería invitar a cenar. Beso.”

Yo: silencio de radio

Ex: “RV: Hi tesoro, te quería invitar a cenar. Beso”

Yo: silencio de radio

Ex: “RV: RV: Hi tesoro, te quería invitar a cenar. Beso”

Yo: (como sé lo insistidor y cargoso que se puede poner cuando se lo ignora, respondo) “Gracias pero no. No sé si te conté que estoy en pareja y no me va salir a cenar con otro. Igual gracias, y espero que estés bien.” (y además …ol-vi-da-te ) 

No más mails.

22.35 hs, mensaje al celular: “Tesoro, hoy es mi cumpleaños y por eso era la invitación”

22.50 hs mensaje al celular: “Tesoro, hoy es mi cumpleaños y por eso era la invitación”

Cumpleaños????  si su cumpleaños era en agosto….. (uno mas que está rechapita !!!), hasta que caí en la cuenta que eran 3 años de su infarto, cuando lo encontré en el piso, y empezó el baile.

Y qué baile!!!! (además de todo lo que implica un infarto) … convencerlo de no hacerle juicio a la ambulancia porque no lo llevaron con la sirena prendida…… convencerlo de no hacer juicio al ICBA  por abandono de persona por no taparlo cuando tenía frío…  y semanas de pasar horas (horas!!!!) recorriendo el super, llevando una lupa (si, una lupa),  para ver el % de grasa de cada cosa. (reconozco que esto me vino bien).

Evidentemente, uno tiene mas paciencia que la que supone, y a la distancia, todo termina siendo como una gran broma. Por lo menos para mí, que del colesterol y riesgo cardíaco, estoy una pinturita!  

 

Anuncios