A mi me gusta estar en pareja. Creo que es el estado ideal.

Sé que hay infnidad de tipos de pareja, algunas parecen ser mejores que otras, pero no sé si serán, o solo parecen. Ninguna es perfecta, ninguna es repetible.

También sé que no todas las mujeres esperan lo mismo de la pareja, salta a la vista mirando un poco alrededor, entre conocidas y amigas.

Conozco algunas que no quieren saber nada con tener un hombre al lado. No quieren perder un milímetro del dominio de sus vidas, no quieren compartir 50 cm de su cama, ni el baño, ni el control remoto de la tele, ni hablar con nadie al desayuno. No quieren tener que preguntar si para la cena el otro prefiere ravioles o milanesas, ni tener que avisar aunque sea por cortesía, si llegan tarde. Para ellas, la vida es perfecta y el hombre algo que quedó en el pasado.

Conozco otras a las que les gusta compartir 50 cm de su cama, pero solo por un rato. Que las acompañen al cine, y si les pagan la entrada, mejor. Salir a cenar, o ir a una reunión. Pero no más. No quieren escuchar sobre problemas o dramas ajenos (dicen que alcanzan los propios), y tampoco necesitan alguien con quien compartir una pena o un problema, para eso está la terapia.

Conozco otras, que disfrutan del hombre que tienen al lado y de la pareja, hacen cosas juntos y hacen cosas separados, tienen buenos momentos de encuentro, y supongo que también tendrán de los otros, pero apuestan a la pareja,  y en el conjunto lograron parejas sostenidas en el tiempo con momentos felices. Ídolas!.

Hay otras que están resignadas en una pareja desgastada, pura rutina, no tienen ganas de nada con el hombre que tienen al lado, y hasta perdieron las ganas de tener ganas. Pero están cómodas, y si logran pasar unos años más en ese devenir de días apáticos, algún día vendrán los nietos y aire renovado.

Hay otras que no soportan la vida que llevan y se sienten atrapadas, pero no pueden hacer nada para salirse. Las supera el miedo y la incertidumbre y el creer que no van a poder solas.

Y hay otras que estando solas despues de una ruptura de la pareja, haya sido corta o larga,  a las que les gustaría volver a estar con un hombre al lado, o al menos bastante cerca.

Encontrar ese hombre, en los tiempos que corren, y estando todos (hombres y mujeres) un poco complicados (particulares?… poco pacientes?… muy exigentes?) …es todo un tema. No es fácil, pero tampoco imposible. Y si uno le pone un poco de onda, hasta puede ser divertido…..(divertido???)

Serrat dice en una canción: … “fue sin querer…. es caprichoso el azar… no te busqué ni me viniste a buscar….“,  y mi abuela, para lo que fuera, decía  “a Dios rogando y con el mazo dando”. Son dos maneras distintas.

Anuncios