Leído en el diario de hoy:

“… Yiyo demostró ser, sobre todo, un buen oportunista. Es el dueño de Almar Eventos S.R.L., la empresa que le alquiló a precio de promoción las carpas al clan kirchnerista que se apostó en la plaza del Congreso.

El negocio, en apariencia, no le salió tan bien. Pero él lo ve como la salvación de su vida. Es que le hizo precio al oficialismo y terminó cobrando $28.000, por semana, por un total de seis carpas con servicio completo. Esto incluye televisores de plasma, sillas, equipos de energía y sonido, calefacción, pisos de madera tarugada y baños químicos.

… pero parece que Yiyo es un visionario. “Este es un negocio brillante. Yo lo ví, mis competidores, no. Este conflicto viene para largo. El lunes, seguro, renuevo el contrato”.

Ni lerdo ni perezoso, Yiyo se fue a la carpa de los ruralistas….”Qué lástima que no me llamaron; si yo tenía una carpa verde para alquilarles.” Igual, les trabajó la culpa y, por si se arrepienten, les dejó su tarjeta. …”

 

Grande Yiyo !!!

Confirmado… Argentina es un país de grandes posibilidades, al que le va mal, es porque es muy sonso.

 

 

Anuncios