Parecíamos tan felices!

Pero el malestar aumenta, y el enojo crece a la par de la tristeza. Se empieza a pensar si es tan desubicado pretender que uno también tiene derecho a estar bien. Si por estar bien uno, puede causar dolor a los demás, aunque los demás solo sean tres personas.

Y empiezan las preguntas. Para ellos, ¿qué será más importante, vernos bien o vernos juntos?  Para ellos, ¿será fácil este ambiente tenso, aunque no haya discusiones ni peleas ni agresiones?…Ellos, ¿se darán cuenta que ya no nos reímos… que me voy a trabajar los sábados y los domingos… que no hay alegría en la casa? ¿Se darán cuenta que la madre no puede acercar la mano para hacerle una caricia al padre?… ¿Éste es el modelo de pareja que les estoy mostrando? …¿Éste es el modelo de vida que les estoy proponiendo… soportá,  aguantá, callá, resigná?.

Hasta que un día uno se da cuenta que las cartas están echadas. Sólo es cuestión de tiempo. Lo que antes se hacía imposible, no debo, no quiero, no puedo y no sé como hacer, se transforma en no sé si debo, pero si quiero, si voy a poder, y ya veré como hago.

Y se acerca el momento del inevitable  no va más… stop…c’est fini… finished…se acabó….Con mucha tristeza, porque uno sabe que es un proyecto fracasado. Por los chicos, porque fallamos. Por el otro, que pese a todo no termina de entender que pasó…. Por uno, que no importa todo lo que luchó, trató, peleó, intentó, nada de eso  sirvió. Estamos de a dos, pero me siento sola. Dicen que no hay peor soledad que la soledad vivida en pareja. Ahora si, hablamos todo. No queda nada por decir.
Cómo no me dijiste nada que te pasaba todo eso?… Te lo dije mil veces, no me escuchaste. No quisiste, no pudiste, no supiste escucharme.
Por qué no me dijiste que eran cosas tan importantes para vos?  … ¿??? …. Cómo pensaste que si te lo estaba diciendo no era importante para mi?…como valorás lo que te dicen?
Como no me gritaste, me golpeaste o me sacudiste….porque no me despertaste? Como llegamos a esto? No soy de gritar ni de golpear…no supe como despertarte. Entonces yo también le digo yo soy así.
¿Hay otro?….¿Es eso? ¿Hay otra persona en el medio?  No, no hay nadie. No es por nadie más, es por mí.

Como revertimos esto? Como volvemos atrás? Como recuperamos lo perdido?….  Querés recuperar lo perdido? 
Con dolor, con tristeza, con enojo, con furia…no, ya no quiero. Ya no quiero mas, solo quiero terminar esto.

Lo que sigue, es tristeza. Es mucha charla, hasta que ya no queda mas nada por hablar. A veces es enojo, a veces furia. Es miedo. Es poner toda la atención en los chicos, hablar con ellos, mirarlos de frente y de reojo, buscar expresiones, señales y gestos. Aunque no hace falta hablar demasiado, son chicos, no tontos. Algún día, van a entender.

Ya está decidido. Donde dos no quieren, uno no puede.

Es el final, nos divorciamos. 

 

 

 

Anuncios