Cuando soy buena, soy buena…. pero cuando soy mala soy malísima….

qué  miedo!!!!!

“Las convicciones políticas son como la virginidad: una vez perdidas, no vuelven a recobrarse”.  Francisco Pi y Margall
 
Anuncios