Hace poco, me contaron un caso: una pareja de muchos años, aparentemente bien el uno con el otro, muy cómodos y felices en su pareja. No se sabe que fue lo que desencadenó una abrupta necesidad de sincerarse, uno “confesó” al otro todas las veces que lo había engañado. La otra parte, se enojó mucho, y en su enojo, respondió con dichos que ofendieron, lastimaron e hirieron al infiel, quien no podía creer lo que estaba escuchando. ¿Cómo podían agredirlo tanto?…al fin y al cabo, según dijo, en sus escapadas infieles nunca había atacado al otro, era solo un cuestión personal. Pero tanta agresión generada como respuesta, era incomprensible!!! Resultado: muy poquito después se separaron.

Es un trago del que ninguno quisiéramos beber, ni un sorbo. Ojalá que no… pero a todos nos cabe la infidelidad. Variantes, hay algunas:

Habrá quien siendo infiel, jamás sufrió la infidelidad de su pareja.

También habrá quien habiendo sido infiel, fue a su vez engañado por su pareja, a tiempo o a destiempo. (¿Estamos mano a mano?)

Habrá quien habiendo sido engañado, nunca se enteró de nada, y vive en el mejor de los mundos… un poco por aquello de ojos que no ven, corazón que no siente.

Habrá, también, los que se enteraron. Dentro de este grupo, los que enterados, nunca dijeron ni hicieron nada, por temor a un desenlace poco deseado y juegan al distraído, no me doy cuenta! … los que enterados, actuaron en represalia … ojo por ojo, diente por diente, y los que enterados, confrontaron al otro.

Entre los que confrontaron, habrá los que pudieron perdonar y seguir adelante, y también los que no pudieron ni perdonar ni seguir adelante.
De seguir adelante, será sabiendo que hubo un antes y un después, que cada uno tendrá que reconocer que cuota de responsabilidad le corresponde, y que la pareja, de ahí en mas tendrá que ser diferente.

Siendo un tema tan vital en la pareja, tan candente (¿corriente?), puede ser muy hiriente, doloroso, chocante y terminante, según lo viva el engañado, o muy minimizado según lo cuente quien engaña.

Dejando de lado consideraciones de cómo y porqué se llega a buscar fuera de la pareja algo que pareciera que no se encuentra dentro, que es otro tema mayor, la pregunta del millón…. ¿Hay retorno después de la infidelidad?

Anuncios