Sábado a la tarde, cumple de mi padre.  Estábamos viendo fotos del verano, y entre esas,  de mi cumpleaños, en febrero.

El monstruo mayor,  sentado a mi lado, me dice bajito:

– Cumpliste 50 !!!! … No había tomado conciencia!

– Y si…  si vos vas a cumplir 26 !!!

– 26!!!!..…  me queda un año para los 27.

– ¿Porqué?  ¿Qué pasa a los 27?

– Se murió Jim Morrison.

– ¡Ni se te ocurra!  Acordate que tenés prohibido morirte antes que yo.  Sino,  no voy a poder ir a esperarte… viste lo que dicen…. el túnel, la luz al final…

– ……. 

– Si,  si,  ya sé.  La mayoría de las veces cuando vos llegás yo no estoy, pero ese día,  te prometo que te voy a estar esperando.

– ¿Con empanadas?

– Si, con empanadas, y brownies si querés.

– Bueno,  está bien! Entonces si.

 

No importa qué, ni cómo…  son momentos felices!

Anuncios