Mi madre, mujer de grandes convicciones, cuando tiene visitas en la casa y quiere que se vayan, pone la escoba detrás de la puerta. Sutilmente, sin que nadie se de cuenta. Yo, mas sufrida,  espero resignadamente  que se vayan.

Y vos, que hacés cuando tenés visitas molestas?

 

Haga como si estuviera en casa – Cuento de Cortázar – Historias de Cronopios y de Famas

Una esperanza se hizo una casa y le puso una baldosa que decía: “Bienvenidos los que llegan a este hogar”. Un fama se hizo una casa y no le puso mayormente baldosas. Un cronopio se hizo una casa y siguiendo la costumbre puso en el porche diversas baldosas que compró o hizo fabricar. Las baldosas estaban colocadas de manera que se las pudiera leer en orden. La primera decía: Bienvenidos los que llegan a este hogar. La segunda decía: La casa es chica, pero el corazón es grande. La tercera decía: La presencia del huésped es suave como el césped. La cuarta decía: Somos pobres de verdad, pero no de voluntad. La quinta decía: Este cartel anula todos los anteriores. Rajá, perro.

About these ads