Haría nueve meses que había terminado una relación bastante complicada que había durado dos años, y dos meses que había conocido a otra persona, con quien me sentía muy a gusto.

Durante el día intercambiábamos varios mails. Una vez, en ese intercambio y en son de joda, le escribo algo así como “papito…que linda fue la caminata de ayer!”, y era en chiste por una conversación que habíamos tenido sobre los que se tratan de “papito”, “mamita”, “corazón” y “bombón”.

A los diez minutos me llama mi contador. Me pregunta como estoy, si tengo mucho trabajo, y me dice: “me gustó mucho tu mail…”
¿?????? ¿Qué mail? No te mandé ningún mail!
¿Cómo que no?….¡ayer la caminata fue tan linda!

Abrí el Hotmail y el mail enviado, y veo que si, iba dirigido a esa persona con quien estaba saliendo, con copia al contador!

Pensé que en el apuro, por alguna distracción mía, o lo que fuera, yo podría haber hecho algo que hubiera agregado el “CC”, pero estaba segura que no. Ni siquiera había tipeado la dirección, había hecho “responder” al mail recibido.

Le expliqué como pude, tierra tragame, y nos reímos del tema. Por suerte el contador es conocido de varios años,  no hubo problema y me agradeció por los 10 minutos de diversión que tuvo. Nunca supe si me creyó o pensó otra cosa, pero tampoco me importó demasiado.

Una semana después, en un mail a un grupo de amigas con las que organizábamos un encuentro, respondo confirmando que iba y les contaba que tenía un ofrecimiento de trabajo muy interesante, que estaba evaluando el cambio, y que ya les iba a contar. Todo muy cortito. El mail era “responder a todos”, y todos eran 13 contactos. No agregué a nadie más de la lista de contactos.

Al rato recibo un mail de mi ex con el que había cortado 9 meses antes (de ahora en más ex#1), diciendo que era lamentable la poca estabilidad que tenía en mi vida, que así como cambiaba de pareja también cambiaba de trabajo!!! Y con horror, veo que están copiadas mis 13 amigas … y había 13 contactos más…!!!

Busco el mail enviado, y si, tenía 26 destinatarios. Esta vez eran los 13 contactos que traía el mail sobre el que respondí, mas otros 13 de mis contactos tomados al azar por Hotmail.

Entre ellos estaban los monstruos, mi cuñada, una sobrina, otras cuatro amigas, una ex jefa, un amigo de Italia, ex#1, y otro tipo al que había conocido en un chat hacía bastante, que era de los separados que al tiempo mutaban en casados, con el que habíamos tenido algo así como un esbozo de  historieta (bueno, nadie es perfecto…yo tampoco!), que amagó con separarse si yo me quedaba con él, y ante mi negativa, se ofuscó un poco (de ahora en más ex#2).

Al rato otro mail, también de ex#1 diciendo lo bien que me haría hacer terapia (CC: los 26 contactos).

Rato después otro mail, de contacto desconocido: lasvueltasdelavida@hotmail.com, (CC a los 26 ): una esposa abnegada, diciendo que por favor dejara en paz a su marido. En ese momento todavía pensaba que era ex#1 haciéndose pasar por alguien más y un poco como venganza por haber terminado la relación (hubo un tiempo que me suscribió a cuanta página porno encontró con mi dirección del trabajo).

Al rato otro mail de esposa abnegada (CC a los 26) pidiéndome que entendiera de una buena vez que el marido no quería estar conmigo, que yo era una rompe-hogares, que el marido le había blanqueado todo, que ellos eran muy felices, que dejara de buscarlo, que ellos estaban pasando el mejor momento de su vida, y que yo había sido solamente un divertimento para pasar el rato.

Leyendo bien los mails, me di cuenta que no era ex#1 el autor de esos mails, sino ex#2, que vio la oportunidad de hacer la suya servida en bandeja (no la mujer, que debe seguir viviendo en el mejor de los mundos amparada en la ignorancia de los hechos). El tema siguió durante dos o tres días, hasta que finalmente, lasvueltasdelavida/ex#2 se cansó, y no escribió más.

Hice limpieza de contactos de todas mis cuentas y jamás volví a usar ese Hotmail, más que para recibir resúmenes de banco y cosas por estilo, y cada vez que mando un mail de la casilla que sea, verifico antes a quien va copiado.

Todos pensaron que el autor de todos los mails había sido siempre ex#1 (no aclares que oscurece!).

Mis amigas, habrán pensado que el tipo estaba loco, o que la loca era yo, y se habrán divertido un buen rato a costa mía.

Los monstruos, que conocían a ex#1, también se rieron bastante, dijeron que porqué no se compraba una vida.

Mi ex jefa nunca dio señales de vida, aunque supongo que se habrá alegrado que yo hubiera dejado ese trabajo.

Ex#1 pidió disculpas por haber iniciado esa cadena, que no era justamente de favores.

De ex#2 nunca se supo más nada.

Toparse con un rencoroso en la vida, es probable. Toparse con dos, es demasiado.

Y a vos… ¿te pasó algo raro con internet?

Anuncios