La música es parte de la vida, y a veces,  siento que la vida podría ser parte de muchas canciones. 

Una época fue Roque Narvaja que cantaba Menta y Limón:
Nos miramos una vez y supimos enseguida que pasaba
nos hablamos una vez y salimos a buscar la madrugada
el vino fue un cómplice para toda aquella fiesta de palabras
y al cabo de un tiempo de querernos nos casamos de mañana.

Después Doménico Modugno cantando  La distancia es como el viento demostró que también hay fuegos pequeños:
Nos miramos, hubiéramos querido permanecer abrazados y…
en cambio con una sonrisa te acompañé por la misma calle
te besé como siempre y te dije dulcemente: la distancia sabes, es como el viento: apaga el fuego pequeño, pero enciende aquellos grandes.

Mas adelante, Barbara Streissand andaba cantando You don’t bring me flowers any more: You don’t bring me flowers, you don’t sing me love songs, you hardly talk to me anymore.. When you come through that door at the end of the day… mientras Aute susurraba Slowly al oído…Por más que nos pille el estúpido de tu marido, Quiero bailar un slow with you tonight, y aunque enamorarme de ti me lo tengas prohibido quiero bailar un Slow with you tonight…  Andrés Calamaro cantaba Crímenes Perfectos:  Sentiste alguna vez lo que es, tener,  el corazón roto?¿Sentiste a los asuntos pendientes volver, hasta volverte muy loco?… y finalmente Valeria Lynch se enojaba mientras cantaba Que ganas de no verte nunca más…

Carly Simon siempre mirando hacia adelante con Coming around again: siempre  presente!… But if you’re willing to play the game It’s coming around again, So don’t mind if I fall apart there’s more room in a broken heart .. Julieta Venegas puso lo suyo con Me voy  Me voy, que lástima pero adiós, me despido de ti y me voy.

Hasta que llegó Barry White cantando Can’t get my eyes off you…. You’re just too good to be true, Can’t take my eyes off of you. You’d be like heaven to touch. I wanna hold you so much. At long last love has arrived. And I thank God I’m alive.

En estos días están empezando a sonar, aunque bajito todavía, los Beatles, con She is leaving home, aunque no sea ella, sino él, y no se va detrás de un vendedor de autos sino a estudiar.

Y esta mañana me desperté con Joaquín Sabina que sabía como me sentía… De pronto me vi, como un perro de nadie, ladrando, a las puertas del cielo…

La vida es una canción, y alguien la canta con nosotros.

¿Sentís que a veces las canciones hablan de lo que te pasa a vos?

Anuncios