En la época en que atravesaba los últimos meses de mi vida de casada, cuando se hablaba poco y se compartía menos, bastaba que  él entrara por una puerta para que yo saliera por la otra.

Vivíamos en una casa muy grande, donde casi todos los ambientes tenían dos puertas, y eso facilitaba mucho las cosas. Pero para llegar al dormitorio, último bastión matrimonial, había un pequeño pasillo.

Y llegó el día en que no hubo escapatoria, y los dos metros y medio de pasillo, se convirtieron en una muralla china.

Corría el año 2000, el del tan famoso y temido Y2K.  Mi ex, viéndome acorralada,  me preguntó si esta nueva yo, era la  Ana versión Y2K… no pude dejar de reconocer su humor y solté la carcajada, un poco de risa en tanto desencuentro.

La vida viene en olas…como el mar, y cada tanto habrá que replantearse que versión es la que corre en el presente … ¿qué sacamos de nuestra vida, y qué nuevo hay por incorporar?

Lo que nos hace mal, sacarlo.
Lo que nos hace bien, buscarlo.
Lo que nos molesta, amablemente dejarlo de lado.
Lo que nos da felicidad, cuidarlo.
Si nos equivocamos mal, perdonarnos  a nosotros mismos.
Si a alguien ofendimos, pedirle perdón.
Si alguien nos lastimó, perdonarlo.

Y una vez más, ser nosotros mismos  pero renovados, buscar la mejor versión de uno mismo, con lo mejor que seamos, lo mejor que tengamos para dar y compartir… y ¿quizás un poco mas sabios de lo que queremos?

¿Quién dijo que todo está perdido?
Yo vengo a ofrecer mi corazón

Y vos… ¿sentís que estás en tu mejor versión?

Anuncios