La vida te da revancha.

En la época en que iba al colegio, mil años atrás,  aunque el colegio era uno solo, funcionaba como dos distintos y separados: el de varones por un lado y el de mujeres, por el otro. Nos separaban una via de tren y algunos prejuicios.

Hace poco, en un encuentro con ex-alumnos de mi promoción, nos dimos cuenta que en aquel entonces, los varones se quejaban de que nosotras no les dábamos bola, porque salíamos con tipos más grandes. Ahora, en cambio, las que nos quejamos somos nosotras, ellos no nos darían bola, porque salen con mujeres más jóvenes!

No hay nada como el tiempo para pasar … ¿Será que la vida te da revancha?

Anuncios