En otras épocas de mi vida, cada vez que estaba por salir, mi madre miraba un poco disimuladamente si toda mi ropa estaba en perfectas condiciones, no fuera a ser que una media o la remera estuvieran agujereadas… y en ese caso, imaginate que si por esas cosas de la vida tuviera un accidente o me pasaba algo en la calle… ¿qué iban a pensar de ella que me dejaba salir así? Al mismo tiempo, y mientras me saludaba, me decía:  portate bien!

Ese portate bien siguió resonando en el teléfono cada vez que hablamos, desde el momento en que me fui de su casa hasta hará dos o tres años… no sé si finalmente habrá tomado conciencia de la inutilidad de esa pedido, o si con los años, así como se le olvidan algunas cosas, también se olvidó de esto. Como uno termina siendo, en algunas cosas muy particulares, la versión mejorada de los padres, a los monstruos jamás les hice comentarios de ese estilo. Nunca confirmé que salieran de casa con la ropa en perfecto estado, a veces habrán andado por ahí agujereados y desplanchados, y tampoco los presioné con que se portaran bien, como si fuera un mandato bíblico.

El monstruo allá lejos, que tiene un look cuidadosamente descuidado, anda por la vida con las remeras al revés o al derecho, dependiendo de la manera como hayan entrado y salido del lavarropas. Mientras vivía acá, solo despertaba la atención y los comentarios de la abuela, pero parece que en Francia, la cosa es más seria, y varias veces en el subte se lo hicieron notar: Monsieur, porque los franceses tendrán fama de ser antipáticos, pero también son muy educados, no se dio cuenta pero se puso la remera al revés!

Mañana salgo para Paris empezando mis vacaciones (qué bueno tener una excusa para viajar y que ese destino tenga que ser Paris) … Paris es siempre una buena idea… La ropa va en orden, y la decisión de portarme bien… veremos en su momento 😉 .

No pienso visitar un solo museo, pero si caminar un montón y buscar esos lugares especiales y escondidos que existen en toda ciudad, ajenos al mundanal ruido turístico. Pienso pasar los días en la contemplación de Paris… como esta estirga de Notre Dame

                                                                                                                                                                       (Foto de la web)

Mientras, ustedes … trabajen mucho, y pórtense bien!

Anuncios